martes, agosto 14, 2007

FICMTY '07 | Homenajean a los hermanos Bichir en el Aula Magna


Los hermanos Bichir (de izq. a derecha: Demián, Bruno y Odiseo)
con su madre, la actriz Maricruz Nájera, durante el homenaje
organizado por el Tercer Festival de Cine de Monterrey

Allí estaban los Bichir en la entrada del Aula Magna, posando para los fotógrafos: Odiseo, Demián y Bruno, en el orden en que vinieron al mundo. Relajados, sonrientes, orgullosos. Están a punto de recibir un homenaje a su trayectoria en el ámbito de la actuación; principalmente en el cine, pero respaldado y aumentado por trabajos también en televisión y, sobre todo, en teatro.

Ya en el recinto, en el inicio de la ceremonia, Juan Manuel González, director del Festival Internacional de Cine de Monterrey, les adelanta: van a estrenar el reconocimiento oficial del Festival, una estatuilla de plata representando a un cabrito. Los Bichir sonríen en la primera fila, entre de su madre, la actriz Maricruz Nájera y Patricia, la mujer de Odiseo. Están visiblemente emocionados.

La trayectoria de los Bichir, dice Juan Manuel González es fuerza motriz para la industria del cine mexicano actual.

“Han sido una de las grandes fuerzas de impulso para nuestro cine mexicano, para nuestro teatro mexicano, para nuestra televisión, desde que yo tengo memoria”, dice González, medio en broma, medio en serio, arrancando la risa de los Bichir, ante la alusión a su veteranía en el mundo de la actuación.

Se proyecta entonces un vídeo de aproximadamente cinco minutos, a manera de semblante de su trayectoria. En la proyección se ven decenas de imágenes conocidas por los mexicanos asiduos a las telenovelas y al cine de los últimos veinte años. La selección es precisa: queda claro que son rostros identificables por todos.

Viene luego un reconocimiento de la Asociación Nacional de Actores (ANDA), de parte de la delegada nuevoleonesa, Elsa Linares, y finalmente el momento emotivo.

Llega el actor Pedro Armendáriz y afirma: “Así como los Soler eran una de las familias actorales con mayor tradición en este País, aquí los Bichir corresponden justamente a lo mismo. Tres personajes que han hecho televisión, cine, y sobre todo el gran teatro de esto que se llama “ser humano”; tres personajes fenomenales, grandes amigos, grandes intérpretes y sobre todo, grandes personas”.

La ovación es general y uno a uno los hermanos se ponen frente al micrófono para agradecer el homenaje. Los tres hacen énfasis en agradecer a su madre, quien emocionada les manda un beso con la mano, a cada uno, ante las referencias.

Bruno, el primero en hablar, alaba también a sus hermanos por el aprendizaje en su carrera, y detiene los elogios porque si no “los voy a hacer llorar”.

Demián, es humilde y afirma que muchos otros merecerían el homenaje antes que ellos.

“Decía el vídeo, que nos hicieron el favor de hacer, que hemos contribuido para que el cine florezca y creo que esperamos algún día, de veras, que esto suceda porque no somos más que colaboradores igual que todo el mundo, toda la gente que conforma una película, somos una pequeña parte del engranaje”, comenta.

Y Odiseo, está visiblemente emocionado y no para de agradecer.

“Soy el más afortunado de la Tierra y me siento muy feliz de lo que está pasando hoy. Es inolvidable para mí. Poderlo compartir con todos ustedes es más que suficiente. Soy muy suertudo”.

Pedro Armendáriz les dice a los fotógrafos: “Tómenme una foto porque es la primera vez que veo a los tres Bichir con “tacuche” (traje).

La gente aplaude. El homenaje ha terminado. Empieza la proyección de Ciudades Oscuras, cinta donde aparecen los tres, y segundos después, los tres hermanos abandonan la sala, con el séquito de reporteros detrás, para obtener sus impresiones. Terminaba el homenaje.

Vía | FICMTY

1 comentario:

L i A m dijo...

muy merecido


los admiro y me cae bien

saludos